Como funciona

¿Por qué alinear mi vehículo?

Una mala alineación de las ruedas aumenta el desgaste y el deterioro de los neumáticos, además partes mecánicas de la dirección pueden verse afectadas. Por el efecto de arrastre de los neumáticos provocado por una mala alineación, el vehículo consume más carburante. Una correcta alineación de las 4 ruedas te asegura un comportamiento óptimo y las mejores prestaciones de tu vehículo

Con la alineación se restablecen las condiciones geométricas originales de las ruedas por medio de mediciones y ajustes de alta precisión. Una alineación correcta proporciona estabilidad direccional al vehículo, evita averías del coche y alarga la vida de llantas y neumáticos.

¿Con qué frecuencia debo hacer alinear el vehículo?

Cuando ponga neumáticos nuevos o cuando haga una rotación.

Cuando se haya sustituido algún elemento de la suspensión o dirección.

Si el vehículo ha chocado contra algo.

En condiciones normales, una vez al año o cada 15.000 km.

¿Cómo puedo saber si está mal?

Siempre que tenga la sensación de que el coche no responde con rapidez o cuando usted note un desgaste pronunciado en el exterior o interior del neumático.

Otra forma es si observamos que el vehículo se nos va hacia un lado o si tenemos el volante doblado.