La Fundación Pirelli fue establecida en 2009, y entre sus actividades principales incluyen la conservación y promoción del archivo histórico Pirelli, que almacena en sus más de 3,5 km de superficie buena parte de la historia de la marca desde su fundación, en 1872.

El departamento de comunicación juega un rol esencial en la expresión de este importante legado cultural y artístico, que ilustra la provechosa colaboración de Pirelli con intelectuales, artistas y fotógrafos, además de la habilidad de la compañía para anticipar los formatos e instrumentos de comunicación.

La expresión final comprende toda clase de soportes y técnicas: desde el diseño a la fotografía, y de los primeros experimentos con gráficos de ordenador a las últimas técnicas digitales.

El archivo contiene también la colección privada de la familia Pirelli, una biblioteca técnica y científica con más de 16.000 volúmenes y multitud de revistas y documentos editados por la marca.

En una clara muestra de su valor en la comunidad, la Superintendencia Archivística italiana lo nombró de interés histórico ya en 1972, y ha colaborado desde entonces en su conservación.