Según el estudio sobre “La red viaria, el mantenimiento del vehículo y la conducción” elaborado por el fabricante de neumáticos Continental con la participación del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), “sólo el 31,1% de los entrevistados opina que los coches con más seguridad y tecnología permitirán bajar el número de accidentes frente a un 68,9% que cree que la clave está en una conducción responsable y en el cumplimiento de las normas”.

La encuesta, realizada a los socios de CEA, también muestra que un 61,2% está a favor de las subvenciones de las administraciones para comprar un coche nuevo como solución para reducir la siniestralidad y ayudar a una menor contaminación atmosférica. Según opinan estos conductores, las ayudas a la compra propician que la gente compre y circule con coches tecnológicos más seguros.

En relación al mantenimiento del vehículo y a la normativa sobre los neumáticos, un 30,8% cree que la ley que especifica la profundidad mínima de desgaste del dibujo del neumático debería ser más exigente y ampliar los 1,6 milímetros estipulados en la actualidad. En contra se posiciona un 50,2% para quien circular con neumáticos con una profundidad de 1,6 milímetros es todavía seguro. Un neumático recién salido de fábrica tiene una profundidad de dibujo aproximada de 8 milímetros.